Dolor Pélvico Crónico

Dolor Pélvico Crónico

Se entiende por dolor pélvico crónico el dolor de localización pélvica, es decir en el abdomen bajo, que evoluciona por un periodo superior a 6 meses .

Tipos de Dolor Pélvico

clinica_ginecologica_madrid_grito

El dolor pélvico puede ser agudo o crónico. El dolor agudo es de corta duración (de unos minutos a unos días) y frecuentemente tiene una única causa. Este tipo de dolor puede ser una advertencia sobre un problema que requiere atención médica inmediata. Entre los problemas que ocasionan dolor pélvico crónico se cuentan las infecciones, el embarazo ectópico o un quiste en un ovario que se haya torcido o desgarrado (ruptura).

El dolor pélvico puede aparecer y desaparecer, o bien puede ser constante. No necesita estar presente todos los días para que se lo considere crónico. A veces sigue un ciclo periódico. Puede presentarse durante la menstruación, por ejemplo, o también únicamente a ciertas horas, como antes o después de comer, durante la micción o durante el sexo.

Causas

El dolor pélvico crónico puede deberse a diversos trastornos. Algunos de estos trastornos podrían no estar relacionados con los órganos reproductivos, sino con las vías urinarias o los intestinos. El dolor puede deberse a más de un problema en el caso de algunas mujeres, y para otras, nunca llegar a determinarse lo que ocasiona el dolor. Que las causas no se conozcan no significa que el dolor no sea real. Los expertos concuerdan en que podría no ser posible identificar las causas del dolor pélvico en forma específica.

Entre las causas que dan lugar al Dolor pélvico crónico se encuentran:

  • Enfermedad Inflamatoria pélvica.
  • Dismenorrea.
  • Endometriosis.
  • Miomas uterinos.
  • Problemas de las vías Urinarias o del Aparato digestivo.
  • Dolores musculares y óseos.

Diagnóstico

Dado que el dolor pélvico crónico puede tener diversas causas, a menudo es difícil diagnosticarlo.

Creemos importante escuchar al paciente, que nos cuente cuando comenzaron los síntomas, y los efectos de éste en su vida cotidiana, que lo desencadena o exacerba, si tiene ritmo nocturno/diurno, relación con los movimientos corporales, etc. Deberá someterse a un examen físico, incluido un examen pélvico, incluyendo Ecografía de alta resolución. también se le podrán hacer análisis para determinar las causas. Es posible que para establecer las causas del dolor sea necesario consultar con otros especialistas, tales como un gastroenterólogo (un médico que se concentra en los problemas digestivos) o un urólogo (un médico especializado en problemas urinarios o relacionados con ellos). En función de sus síntomas, estos médicos podrían hacerle análisis o pruebas especializadas.

Tratamiento

Si las causas pueden determinarse, se administra el tratamiento médico correspondiente. En caso contrario, el tratamiento se concentra en el alivio del dolor. Es importante no renunciar al tratamiento si las causas no pueden identificarse. Existen muchas formas de reducir o aliviar el dolor, o de evitar que empeore.

clinica_ginecologica_madrid_anatomia_femenina